Amy Webb: cómo hackeé el sistema de citas online

Amy Webb no estaba teniendo suerte con las citas online. Las citas que le gustaban no le correspondían y su propio perfil atraía a hombres no muy interesantes. Así que decidió crear una base de datos y analizar toda la información de la que disponía. Buscó las chicas que estaban teniendo suerte o al menos que parecía que la tenían e incluso creó perfiles falsos de hombres para ver como reaccionaban las chicas o los perfiles que ellas tenían. Con esta hoja de cálculo fue capaz de asignar una puntuación al hombre perfecto. Y tras un duro trabajo de perfeccionamiento y de hackeo de los sistemas online de citas... consiguió lo que buscaba. Esta es su historia.

 

Print